Blogia
mundosimaginados

Concierto electro-acústico

Cuando los sonidos comienzan a producirse presentan una suerte de paisajes metálicos sincronizados y arítmicos que poco a poco son envueltos por los distinos planos sonoros que evocan líquidos viscosos y arcos voltáicos de reles de alta intensidad. Todo ello sobre un fondo de viento eléctrico a modo de fluído sonoro que cohesiona el conjunto de susurros de servomotores eléctricos. 

El preludio se fraguó con sonidos sueltos como buscando el orden. El clímax se produjo pronto, más bien... demasiado pronto. Todos los sonidos justo después de haber sido introducidos uno a uno, se presentaron a la vez. Empezaron el juego entrando y saliendo. Moviéndose entre los paisajes sonoros con fluidez. Si algo me gustó ciertamente fue el preconizar que el clímax prematuro al que había asistido dejaba intuir el planteamiento inacabado de la propuesta como excusa para la atomización del material sonoro conforme el tiempo fuera avanzando.

La obra ha sido algo infecciosa y muy marcada con un matiz opuesto a la new age aunque con su mismo sentimiento de universalidad. Hubiera sido perfecto un final electro con gran carga de voltios pero muy al contrario de este planteamiento el discurso se ha ido extinguiendo disolviéndome poco a poco en la realidad nuevamente.

 

P.D. Esto son meditaciones durante la casi media hora que ha durado la resonancia magnética a la que hoy he sido sometido. Qué bien lo he pasado. Lástima que he optado por los tapones, la próxima vez no me pierdo oirlo en directo.

P.D. Digno de cualquier festival Periferias. Gracias a las dos operadoras que han producido este magnífico himno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres